El micromecenazgo o crowdfunding es un modelo de financiamiento colectivo en el que el público realiza donaciones económicas a un proyecto a través de una plataforma de Internet, para luego recibir recompensas de parte del proyecto como merchandising, productos, agradecimientos en los créditos, accesos especiales o incluso pasar a ser accionistas.

Esto ha significado una revolución en la manera que se sustentan proyectos, sobre todo creativos y tecnológicos, ya que estos solo deben ser atractivos para el público y captar su interés lo suficiente como para donar a la idea.

Una dificultad que presenta el sistema de crowdfunding es que tienes una ventana de ciertos días para poder juntar la totalidad del presupuesto que estableces como meta y si no lo logras, puede que a los donantes se les devuelva su dinero o te quedes solo con parte de lo que recaudaste, dependiendo del sitio en el que lanzes tu campaña de financiamiento.

¿Cómo funciona?

Existen varias plataformas de crowdfunding online.

  • Kickstarter:La más grande de todas, se especializa en proyectos tecnológicos, artísticos o innovadores, es la que posee la mayor cantidad de proyectos exitosamente financiados y posee gran influencia en el mundo angloparlante.
  • IndieGogo:La segunda más importante a nivel mundial, dentro de sus campañas se pueden encontrar hasta proyectos sociales o creación de negocios privados, por lo que es ideal para emprendimientos que no tengan que ver con los ámbitos creativos o tecnológicos.
  • Ulule:Plataforma europea completamente en español, es la más exitosa en España y cubre una variedad de categorías en las que puedes financiar tus ideas
  • Idea.me:Este sitio decrowdfunding fue originado en Chile y expandido su influencia por todo el continente, es la más importante de latinoamérica y cuenta con muchas categorías en la que tu emprendimiento puede ser recibido.
  • Patreon:Esta plataforma difiere un poco al crowdfunding tradicional, está dirigida a emprendedores creativos que generan contenido constantemente y los suscriptores pueden financiarlos mensualmente con el monto que gusten.

Una vez que eliges la plataforma que más te acomoda, debes calcular el presupuesto que establecerás como meta, en cuánto tiempo pretendes recaudarlos y cómo recompensarás a quienes te apoyen.

Ya fijadas las bases de tu financiamiento, deberás preparar una campaña de comunicaciones con la cual motivar al público a ser parte de tu proyecto. Debes lograr que una persona que no conoce tu idea, la entienda, se interese y esté dispuesta a colaborar, por lo que videos explicativos, demos, ilustraciones, bocetos y toda la información posible debe estar a disposición del público para que tu proyecto se perciba como algo concreto.

¿Qué debo considerar?

Cuenta tu historia, no te enfoques solamente en el producto final, haz que el público conozca quiénes conforman tu empresa y cómo nació la idea, la empatía por una historia humana es la mejor manera de generar simpatía hacia el proyecto.

Además, debes planificar con anterioridad el material con el que promocionarás tu proyecto, se cuenta con un tiempo límite para recaudar, por lo que debes crear una campaña agresiva y explosiva, tendrás poco tiempo para reaccionar en caso de que a tu proyecto no le esté yendo bien.

Como incentivo a los colaboradores puedes crear recompensas basadas en tramos de donación, así motivas a las personas a donar según el premio que quieran recibir de parte tuya.

Recuerda que esta es una oportunidad para conseguir el dinero que necesitas en su totalidad y de manera rápida, solo debes jugar todas tus cartas hasta triunfar ¡Buena suerte allá afuera!

 

Fuente: www.emprende.cl